Boletín (Semana 50-2020)

*|MC:SUBJECT|*
 
"Manteniendo comunión con Dios
por medio de la santidad."

Boletín Informativo #50

Semana del 13 al 19 de Diciembre de 2020.

La Contaminación del Pecado

Levítico 15 trata de la contaminación de los procesos reproductivos: flujos y emisiones que contaminan.

I. El contexto histórico: La inmundicia de flujos y emisiones.
Levítico 15 se divide en dos partes principales: (Levítico 15:1-18) el hombre y (Levítico 15:19-30) la mujer. (Levítico 15:1-18) La parte que trata del hombre se divide en dos (Levítico 15:1-15) La ley acerca del flujo anormal (de largo plazo); trata de una enfermedad. Y (Levítico 15:16-18) la ley acerca de las emisiones normales (de corto plazo). La parte de la mujer se divide en dos (pero el orden está al revés). (Levítico 15:19-24) La ley acerca del flujo normal (su “costumbre” de menstruación). Y (Levítico 15:25-30) la ley acerca del flujo anormal (de largo plazo); trata de una enfermedad. Entonces, el capítulo nos muestra un paralelo entre el hombre y la mujer. Un flujo anormal (de largo plazo; una enfermedad) requiere un trato específico que incluye un sacrificio de sangre (una ofrenda por el pecado y un holocausto).

El hombre. (Levítico 15:1-15) El flujo anormal requiere un sacrificio.  (Levítico 15:1-2) Este flujo es algo anormal en el sentido que dura mucho tiempo; es persistente. En este sentido el flujo de semen anormal es más contagioso que aun la lepra. Un hombre que padecía de este tipo de flujo podía vivir en su casa. Pero, todo lo que tocaba quedaba inmundo. (Levítico 15:13-15) Cuando se sana de su enfermedad, tiene que esperar siete días, lavarse con agua corriente y, en el octavo día, ofrecer dos sacrificios de sangre para su “purificación”.

La mujer (Levítico 15:19-30) vemos las mismas dos situaciones, pero al revés. El flujo normal no requiere ningún sacrificio. (Levítico 15:19-23) Durante su menstruación está inmunda igual que el hombre que tuvo una emisión. (Levítico 15:24) Si el marido tiene relaciones con su esposa y empieza el flujo de ella, él será inmundo por siete días. "Cualquiera que durmiere con mujer menstruosa, y descubriere su desnudez, su fuente descubrió, y ella descubrió la fuente de su sangre; ambos serán cortados de entre su pueblo". (Levítico 20:18). El flujo anormal requiere un sacrificio. (Levítico 15:25) Igual que con el hombre y su flujo anormal de semen, la mujer con un flujo anormal (persistente) de sangre queda inmunda. (Levítico 15:26-27) Igual que con el hombre, todo lo que ella toca, queda inmundo y se tiene que lavar. El flujo anormal requiere un sacrificio. Cuando ella se sana, tiene que ofrecer dos sacrificios de sangre para purificarse. (Levítico 15:31-33).

El propósito de esta ley y su resumen. (Levítico 15:31) Los que estaban inmundos no podían participar en el culto en el tabernáculo (no podían acercarse a Dios). El que lo hizo quedó como Nadab y Abiú (Levítico 10): ¡Muerto! El resumen: El flujo de la menstruación es igual a la emisión en el hombre, y el flujo anormal (persistente) se considera un problema mucho más grave (en los dos, hombre y mujer).

II. El cuadro personal: El pecado que mora en nuestra carne "Y yo sé que en mí, esto es, en mi carne, no mora el bien; porque el querer el bien está en mí, pero no el hacerlo". (Romanos 7:18). El cuadro en general: El pecado que mora adentro.

Es importante volver a observar que la ley de Levítico 15 trata del flujo y la emisión de semen en el hombre y de sangre (durante la menstruación) de la mujer. Los dos casos (el del hombre y el de la mujer) nos muestran que hay algo malo en la simiente. Este pasaje nos recuerda que hay algo sumamente malo en la simiente del hombre (contamina). La simiente del hombre se contaminó en Génesis 3 con el pecado y debido a esto contamina todo lo que toca. Debido al pecado, los hombres ahora nacemos a la semejanza de Adán, conforme a su imagen. La imagen y la semejanza de Dios se perdió; nacemos torcidos y contaminados por el pecado. "Y vivió Adán ciento treinta años, y engendró un hijo a su semejanza, conforme a su imagen, y llamó su nombre Set". (Génesis 5:3). Es por esto que la Biblia dice que cada bebé (salvo uno: Jesús) se concibe en pecado.

Debido a la simiente contaminada, todos nacimos muertos cuando nacimos físicamente. "Por tanto, como el pecado entró en el mundo por un hombre, y por el pecado la muerte, así la muerte pasó a todos los hombres, por cuanto todos pecaron". (Romanos 5:12). "Y él os dio vida a vosotros, cuando estabais muertos en vuestros delitos y pecados". (Efesios 2:1). Entonces, Dios no está condenando los actos físicos que se mencionan en Levítico 15. Está señalando la simiente contaminada. Todo lo que toca está inmundo.  Esto nos lleva a dos cuadros doctrinales que vemos en Levítico 15. El cuadro doctrinal. El hombre con simiente contaminada es un cuadro de la humanidad. (Levítico 15:1-15) El flujo persistente es un cuadro del pecado en el inconverso (el pecado persistente).

La emisión de la simiente contaminada es un cuadro de la “erupción del pecado” en un santo. O sea, esto no requiere un sacrificio pero uno tiene que lavarse con agua. Entonces, vemos un cuadro de nosotros, limpios y purificados en Cristo. Pero todavía andamos con el viejo hombre adentro (el pecado, la naturaleza pecaminosa). Cuando este viejo hombre “estalla”, tenemos que reconocerlo y limpiarnos con agua (o sea, con la confesión de lo que hicimos, reconocerlo, decirlo a Dios y arrepentirnos. Y con el lavamiento de la Palabra de Dios; Efesios 5:26. La mujer con “simiente contaminada” es un cuadro de la nación de Israel (Mateo 9:20 y Marcos 5:25). Si Israel tuviera fe en Jesús, como la mujer de los Evangelios, podría sanarse de su enfermedad (Mateo 9:20-22 y Marcos 5:25-29). Pero, por su incredulidad, Israel no quiere acercarse al Señor para salvación; Lo rechaza y por esto sigue “inmunda” de su flujo de sangre.

¿Qué hacemos con la contaminación del pecado en nosotros? Para el flujo persistente (el de largo plazo), se necesita un sacrificio de sangre. Este es un cuadro de la salvación por el sacrificio de Jesucristo. Si usted no tiene a Cristo, entienda que no puede hacer nada para purificarse a sí mismo. La contaminación del pecado forma parte de su ser, usted nació así. Sólo el sacrificio sustituto de Cristo puede salvarlo y limpiarlo de la contaminación del pecado. Para el flujo o la emisión “normal” (de corto plazo), se necesita lavarse con agua. Después de convertirnos a Cristo, somos salvos y seremos salvos para siempre porque no depende de nosotros sino de Jesucristo. Pero aun así (salvos, declarados justos y limpios delante de Dios), el pecado todavía mora en nosotros. Porque sabemos que la ley es espiritual (Romanos 7:14-18). De vez en cuando este pecado (el viejo hombre) se sale y nos contamina. O sea, “de vez en cuando” pecamos y andamos según la carne.

No podemos vivir la vida cristiana en la carne y por la carne; la carne está contaminada. Tenemos que depender del Espíritu y Él nos guía siempre conforme a la Palabra de Dios. Entonces, que sea nuestra costumbre “lavarnos” siempre en la Palabra mientras nos despojemos del viejo hombre para andar en el nuevo (Cristo Jesús).
 
Prédica del Domingo Anterior

Horario de la Semana

Queridos hermanos les saludo con gozo y alegría y comento: El 06 de marzo del 2020 se detectó el primer caso de pandemia en el país a partir del 22 de marzo del 2020 por disposición del Ministerio de Salud y Gobierno Central se cerraron todas las Iglesia. A partir de esta fecha la Iglesia del Este empieza con ayuda de hermanos a planificar por medio de la plataforma de Facebook el poder llegar a toda la familia de la Iglesia del Este de una forma virtual, con el fin de recibir el alimento espiritual además estar en contacto con los hermanos.

Ante esta necesidad como hermanos de no apartarnos de la Palabra de Dios: Hago las siguientes preguntas que debemos nosotros contestarnos desde que inicio la pandemia hasta el día de hoy, 1 –Pregunto  Hay más unión familiar, se comparte más tiempo por estar en casa con esposa(o), hijos, otros miembros del núcleo familiar, 2 –Pregunto  Se está  leyendo la Palabra de Dios  en familia y  no solo leyendo sino escudriñándola haciendo participar a la familia, 3 –Pregunto se está orando en familia  4 –Pregunto  Está preguntando por sus hermanos como la están pasando y en que se puede ayudar, 5 –Pregunto está conectado a los medios de comunicación que no le edifican, que no lo hacen crecer espiritualmente,  que aumentan el miedo entre la familia y por ende se aparta de lo que le edifica . Son preguntas que nosotros debemos contestárnoslas.

"No temerás el terror nocturno, Ni saeta que vuele de día, Ni pestilencia que ande en oscuridad, Ni mortandad que en medio del día destruya. Caerán a tu lado mil, Y diez mil a tu diestra; Mas a ti no llegará". (Salmo 91:5-7).


Saludos, Pastor Ronal Díaz.

Domingo 
9:30 am. Servicio Principal.
 
Miércoles
7:00 pm. Reunión de Oración.

Viernes 

7:00 pm. Mentoría de Jóvenes. 
 
Les recordamos que, en acatamiento a las medidas establecidas por el gobierno y las autoridades de salud, las instalaciones de la IDE permanecerán cerradas hasta nuevo aviso.

Noticias Importantes

Reunión de Oración


Amados hermanos, les recordamos la Reunión de Oración que tenemos todos los miércoles a las 7:00 pm a través de la plataforma Microsoft Teams.

El enlace se envía por whatsapp a los miembros de la Iglesia del Este incluidos en el grupo de oración.

Ministerio de Amor


Agradecemos a todos los hermanos que han estado apoyando este ministerio a través de la donación de viveres NO perecederos. Por favor sigamos donando.

Estimado hermano recuerde que si usted está en necesidad de alimento, no dude en comunicarse con Don Ronal Díaz al 83472548, y Don Luis Aguilar al 60588594. 
 

Cumpleañeros del mes

"Enséñanos de tal modo a contar nuestros días, Que traigamos al corazón 
sabiduría". (Salmos 90:12). 

 Versículo de la Semana


"En cuanto a la pasada manera de vivir, despojaos del viejo hombre, que está viciado conforme a los deseos engañosos, y renovaos en el espíritu de vuestra mente, y vestíos del nuevo hombre, creado según Dios en la justicia y santidad de la verdad".

Efesios 4:22-24.

¿Cómo Puedo Apoyar?


Queridos hermanos, hay muchas maneras en que podemos seguir sosteniendo el ministerio de la Iglesia del Este en estos tiempos de crisis.

En primer lugar no dejemos de comunicarnos y orar unos por otros. En segundo lugar, mantengámonos fieles con las ofrendas mensuales, y también apoyemos al Ministerio de Amor, que se ocupa de buscar y suplir necesidades específicas de hermanos y sus familias.

Si usted necesita que le visiten para recoger su ofrenda, por favor hágalo saber al pastor Rónald. Las ofrendas por transferencia bancaria se hacen a nombre de Asociación La Iglesia del Este, cédula Jurídica 3-002-320250. 

BCR Cuenta Colones 001-0280805-6
BCR IBAN Colones CR42015201001028080569

BCR Cuenta Dólares 001-0318150-2
BCR IBAN Dólares CR23015201001031815023
Facebook
Twitter
YouTube
Website
Email
Le recomendamos visitar el Plan de Lectura de la Biblia en línea, de la Escuela Bíblica.
Si no se despliegan bien las imágenes, haga click aquí

Copyright © *|CURRENT_YEAR|* *|LIST:COMPANY|*, Todos los derechos reservados.
*|IFNOT:ARCHIVE_PAGE|* *|LIST:DESCRIPTION|*

Nuestra dirección física es:
*|HTML:LIST_ADDRESS_HTML|* *|END:IF|*

¿Desea cambiar su configuración?
Usted puede actualizar sus preferencias o bien darse de baja de esta lista.

*|IF:REWARDS|* *|HTML:REWARDS|* *|END:IF|*