Boletín (Semana 04-2021)

*|MC:SUBJECT|*
 
"Manteniendo comunión con Dios
por medio de la santidad."

Boletín Informativo #04

Semana del 24 al 30 de Enero de 2021 

La Santidad y El Juicio


Levítico 20 Leyes acerca de la santidad y el juicio de Dios.

I. (Levítico 20:1-9) El primer juicio: Rebelión.
(Levítico 20:1-5) Rebelión en el culto: Moloc  (Levítico 18:21). Ya hemos visto la prohibición que Dios dio acerca del culto a Moloc.  La diferencia aquí es que se destaca la sentencia del juicio: Dios manda la pena de muerte. Este pasaje nos provee una oportunidad para ver los propósitos de Dios en el castigo y también los tipos de castigo que cumplen con los propósitos. Podemos ver varios propósitos de Dios en el castigo que Él manda (ejemplo: Deuteronomio 19:18-21). Primero: Dios quiere que el culpable reciba una retribución justa por lo que hizo. Esto no es la venganza; es la justicia. El que hace lo malo merece lo malo. Segundo: Dios diseño el castigo para “quitar el mal” de en medio de la sociedad. “El mal” se refiere a la culpabilidad que queda en la creación después del acto. Debido a esto hay que hacer algo para “nivelar” otra vez la balanza de la justicia en la tierra. Tercero: El castigo bíblico también sirve para motivar a otros a no hacer maldad. La Biblia dice clara y repetidamente que el castigo público disuade la injusticia. Cuarto: El castigo bíblico sirve para recompensar a la víctima (más sobre esto luego).

Hay varios tipos de castigo que Dios manda en la Escritura. Primero: La pena de muerte. Dios estableció la pena de muerte antes de la ley de Moisés, en Génesis 9.5-6. Aun después de la ley, bajo el Nuevo Testamento, la Biblia apoya la pena de muerte. Pablo se sometió sin ninguna queja a la pena de muerte en Hechos 25.11.  Aun el mismo Creador (Jesucristo) se sometió a la pena de muerte por nosotros. Bíblicamente, es injusto no matar al que merece la muerte, y la sociedad que no exige la pena de muerte es la sociedad que no puede “quitar el mal” de en medio de sí. Segundo: La pena de cortar al culpable del pueblo. (No tenemos nada parecido hoy). Como hemos visto antes (en Levítico), esto se refiere a cortar a alguien del pueblo de Israel, el pueblo escogido de Dios y la fuente de la salvación. No tiene el perdón. Tercero: La pena de restitución. En casos de propiedad, el culpable tuvo que restituir por entero lo que se llevó o lo que dañó, y tuvo que añadir una quinta parte del valor también (p.ej. Lev 6.1-5). Cuarto: El castigo corporal (Deuteronomio 25:1-3) Este es un castigo justo que resuelve el asunto de una manera rápida. Además de rápido, este castigo acaba con el asunto y el culpable puede volver inmediatamente a la sociedad para seguir trabajando (sin ser una carga extra al pueblo).

Dios juzga el culto a Moloc: Es algo digno de muerte.  (Levítico 20:6) Rebelión en la comunicación: Adivinación. Dios prohíbe a Su pueblo ir a otros “consejeros” (a otras fuentes de comunicación espiritual). Él es nuestro Consejero y Él se comunica con Su pueblo por medio de Su Palabra. El judío que fue a otra fuente de “revelación sobrenatural” fue cortado de su pueblo (cortado de la salvación que Dios proveyó por medio de Israel). El pecado trae consecuencias severas.

(Levítico 20:7-8) La exhortación: Santidad. Obviamente esto es lo que Dios quiere: En vez de la rebelión, Él quiere la sumisión y la obediencia a Su Palabra para que Su pueblo sea santo. (Levítico 20:9) La amonestación final: Rebelión en la familia. Maldecir a su padre o a su madre es lo opuesto de honrarlos (el quinto mandamiento de los Diez). Dios dice que el que maldice a sus padres es digno de muerte. En parte este castigo sirve para mantener la unidad en la estructura esencial de la familia. Pero también los padres son mayordomos de Dios, encargados de criar a sus hijos en los caminos del Señor. Y otra vez vemos que las decisiones que tomamos traen sus consecuencias.
 
II. (Levítico 20:10-27) El segundo juicio: Perversión .
(Levítico 20:10-21) Hemos visto una lista muy parecida a esta en el capítulo 18, pero ahora Dios destaca el castigo. Fíjese en el castigo por este tipo de conducta (adulterio, fornicación, homosexualidad, etc.). “Serán muertos... han de ser muertos... han de morir... quemarán con fuego a él y a ellas... morirán... serán cortados de entre su pueblo... su iniquidad llevarán... su pecado llevarán...” Los pueblos de la tierra prometida practicaban todos estos actos y Dios los mataría luego por mano de Josué e Israel. Entendamos el contexto de este juicio: ¡Ellos no tenían ninguna Biblia! Con sólo el testimonio de la conciencia, estos pecadores paganos eran culpables. Eran culpables de cosas como: Maldecir a sus padres, cometer adulterio, fornicar y practicar la homosexualidad. Y Dios los borraría de la faz de la tierra. Ahora piense en nosotros: ¿Qué hará Dios con el pueblo que tiene la Biblia y hace tales cosas?, ¿Qué debemos hacer? ¿Qué quiere Dios...? Esto es lo que vemos en el siguiente pasaje. (Levítico 20:22-26) La exhortación: Santidad. (Levítico 20:22-24) Dios da un aviso: Ande en obediencia (y santidad) o la tierra lo vomitará en juicio. Esto es lo que pasará con la Iglesia: Debido a que la Iglesia ya no quiere imitar a Dios sino al mundo (debido a la desobediencia y la falta de santidad), seremos arrebatados y llevados a juicio.  La gran mayoría de los cristianos hoy día anda lejos de la Escritura, lejos de la sumisión y la obediencia a la Palabra (lejos de la santidad). Pero no tenemos que ser así. (Levítico 20:25-26) Dios quiere una diferencia: Quiere una diferencia entre Su pueblo y el mundo.  

(Levítico 20:25) Hay que hacer diferencia entre lo limpio y lo inmundo (lo que Dios quiere y no quiere). Si Dios dice que algo es inmundo, es inmundo (¡punto!). Evítelo. No lo haga. (Levítico 20:26) Dios nos apartó de este mundo... Entonces, ¡vivamos como Él quiere! (Levítico 20:27) La amonestación final: Perversión en la comunicación. En el versículo 6 Dios condena al que va a un encantador o a un adivino. Aquí Él condena al encantador y al adivino. ¿Por qué es que Dios repite algo tan parecido? Porque la tendencia del pueblo de Dios es la de alejarse de la Escritura y buscar otros tipos de comunicación mística y sobrenatural. ¡No lo haga! La Escritura es suficiente para lograr hacer en nuestras vidas todo lo que Dios quiere hacer. ¡Leamos la Biblia y obedezcamos a lo que ella dice!
 
Levítico 20 nos muestra una verdad universal: La paga del pecado es muerte. Y la pena de muerte que Dios manda es una muerte segura, dolorosa, pública y (a menudo) lenta. El que ha violado la ley de Dios (con o sin la Biblia) es digno de muerte: la muerte física, la espiritual y aun la eterna (la muerte eterna del alma en el lago de fuego, un castigo eterno). La única salida es el Señor Jesucristo: Él ya pagó la cuenta; ya murió en su lugar (“vida por vida”).

El pecador, entonces, puede salir del juicio de Dios libre, perdonado y vivo. Pero él tiene que someterse a Dios y hacer lo que Él dice: Arrepentirse de sus pecado y creer en el Señor Jesucristo (es dejar de seguir a sí mismo y sus propios deseos, convertirse a Cristo y seguirle a Él procurando hacer Su voluntad).

Cristianos: (Levítico 20:26) Dios ya nos apartó en Cristo Jesús, entonces... Apartémonos del pecado y la inmundicia para apartarnos para el uso de Dios en sumisión y obediencia. Andemos como los hijos de luz que somos; andemos en la santidad (leyendo la Biblia y obedeciéndola).

 
Prédica del Domingo Anterior

Palabras del Pastor General

 

Para este año que recién inició, este colmado de bendiciones espirituales. Que los proyectos a nivel personal y de nuestra iglesia se cumplan, si están en la voluntad de Dios. 

Sigamos hacia adelante, buscando las cosas que son eternas, poniendo todo en manos de Dios como guiador nuestro en todo momento dejando atrás el pasado porque: "Distraerse en el pasado debilita todos los esfuerzos en el presente". 

"Hermanos, yo mismo no pretendo haberlo ya alcanzado; pero una cosa hago: olvidando ciertamente lo que queda atrás, y extendiéndome a lo que está delante, prosigo a la meta, al premio del supremo llamamiento de Dios en Cristo Jesús". Filipenses 3:13-14. 

Pasar tiempo a solas con Dios; no es una rutina aburrida, ni una obligación pesada "Es un enorme privilegio". Si amamos a Dios de verdad, pasaremos tiempo con El diariamente. Cuando leemos la biblia Dios nos habla, cuando oramos Dios nos escucha. 

"Porque la palabra de Dios es viva y eficaz, y más cortante que toda espada de dos filos; y penetra hasta partir el alma y el espíritu, las coyunturas y los tuétanos, y discierne los pensamientos y las intenciones del corazón”. Hebreos 4:12.



Saludos Cordiales,
Pastor Ronal Díaz Solano.


 

Horario de la Semana


Actividades vía virtual.
 
Domingo 
9:30 am. Servicio Principal.

Lunes 
7:00 pm. Estudio de Efesios.
 
Miércoles
7:00 pm. Reunión de Oración.

Viernes 
7:00 pm. Mentoría de Jóvenes. 
Les recordamos que, en acatamiento a las medidas establecidas por el gobierno y las autoridades de salud, las instalaciones de la IDE permanecerán cerradas hasta nuevo aviso.

Noticias Importantes

Baby Shower

Queremos como hermanos gozarnos por el próximo nacimiento de Sara Maroto Aguilar hija de Andrea Aguilar y Carlos Maroto. Y bendecir a la familia por medio de esta actividad.

El baby shower se llevará a cabo el día Sábado 30 de Enero del 2021 a las 3:00 pm, por medio de la plataforma Zoom (se les hará llegar el link el día de la actividad). 

Si gusta hacerles un presente, favor contactar a la hermana Nidia Barrientos al celular 8831-4184 para hacerlo llegar y confirme su asistencia con la hermana Silvia González al celular 6014-4809.

Cumpleañeros del mes

"Una cosa he demandado a Jehová, ésta buscaré; Que esté yo en la casa de Jehová todos los días de mi vida, Para contemplar la hermosura de Jehová, y para inquirir en su templo". Salmo 27:4. 

Galería de fotos

 

Reunión de Asambleistas

 Versículo de la Semana


"Así que, amados, puesto que tenemos tales promesas, limpiémonos de toda contaminación de carne y de espíritu, perfeccionando la santidad en el temor de Dios.". 

2 Corintios 7:1.

¿Cómo Puedo Apoyar?


Queridos hermanos, hay muchas maneras en que podemos seguir sosteniendo el ministerio de la Iglesia del Este en estos tiempos de crisis.

En primer lugar no dejemos de comunicarnos y orar unos por otros. En segundo lugar, mantengámonos fieles con las ofrendas mensuales, y también apoyemos al Ministerio de Amor, que se ocupa de buscar y suplir necesidades específicas de hermanos y sus familias.

Si usted necesita que le visiten para recoger su ofrenda, por favor hágalo saber al pastor Rónald. Las ofrendas por transferencia bancaria se hacen a nombre de Asociación La Iglesia del Este, cédula Jurídica 3-002-320250. 

BCR Cuenta Colones 001-0280805-6
BCR IBAN Colones CR42015201001028080569

BCR Cuenta Dólares 001-0318150-2
BCR IBAN Dólares CR23015201001031815023
Facebook
Twitter
YouTube
Website
Email
Le recomendamos visitar el Plan de Lectura de la Biblia en línea, de la Escuela Bíblica.
Si no se despliegan bien las imágenes, haga click aquí

Copyright © *|CURRENT_YEAR|* *|LIST:COMPANY|*, Todos los derechos reservados.
*|IFNOT:ARCHIVE_PAGE|* *|LIST:DESCRIPTION|*

¿Desea cambiar su configuración?
Usted puede actualizar sus preferencias o bien darse de baja de esta lista.

*|IF:REWARDS|* *|HTML:REWARDS|* *|END:IF|*