Saludos a todos. Les pido disculpas por mi tardanza en subir los últimos dos mensajes dominicales. Empezamos una nueva serie sobre la teología sistemática y, como siempre, me cuesta un poco “agarrar ritmo” con una nueva enseñanza. Además, con el evento evangelístico de Cartago la semana pasada, no tenía mucho tiempo para arreglar los archivos de audio, etc. Pero aquí están.

Además, hice una nueva página para todas estas enseñanzas de teología. La puede ver en la columna derecha, bajo “Enseñanzas“. O puede simplemente hacer click aquí.

Aquí están, entonces, una breve introducción de los dos primeros mensajes y también los vínculos a los documentos de PDF y audios de mp3. Espero que toda esta serie sea de mucha bendición a todos.


Queremos conocer a Dios: Una introducción al estudio de la teología

Vínculos: estudio | mensaje | audio | Archive.org

“Teología sistemática”: Cuando muchos oyen el término piensan en los teólogos de los seminarios y no del cristiano común y corriente. ¿Será así la teología—muy académica, muy intelectual y no muy práctica? Yo creo que no y explico por qué en este estudio.

Aquí contestamos las siguientes tres preguntas:

  1. La realidad: ¿Qué es lo que estamos estudiando?
  2. Las razones: ¿Por qué estudiar la teología?
  3. Los requisitos: ¿Qué necesitamos para poder estudiar la teología?

Dios existe: La primera de dos presuposiciones en el estudio de teología

Vínculos: estudio | mensaje | audio | Archive.org

Cualquier estudio de teología (de la Persona y de las obras de Dios) abarca mucho debido al tema. Pero, primero que nada, hay dos cosas que tenemos que dar por sentado antes de que podamos empezar.

Nuestras presuposiciones en este estudio son dos:

  1. Dios existe. Él es el objeto de todo nuestro estudio, entonces estamos dando por sentado que Él existe. El estudio de las pruebas de la existencia de Dios realmente forma parte de lo que se llama la “apologética”—la defensa de la fe—y no de la teología.
  2. La Biblia es la verdad. Esto también forma parte de la apologética (defendiendo nuestra creencia que la Biblia es la revelación sobrenatural de Dios). En la teología, la Biblia es la fuente de casi toda la información que vamos a estar estudiando, entonces damos por sentado de antemano que la fuente es 100% confiable—es la verdad.

No obstante, a pesar de que son “presuposiciones” (cosas que damos por sentado de antemano), son cosas que debemos entender. Por lo tanto, las vamos a estudiar y aquí puede bajar, leer y escuchar la primera de las dos: ¡Dios existe! (Y él que dice lo contrario es… un necio; Sal 14.1).