[por Oscar Centeno]

Al predicar el evangelio, siempre debemos usar la ley moral ya que “por medio de la ley es el conocimiento del pecado.” (Romanos 3:19-20). Quizá entiendes esto, pero aún te preguntas “¿cómo le testifico a alguien que no cree en la Biblia o en Jesús? ¿Debería aplicar una técnica diferente con cada persona o inventar nuevas estrategias para alcanzar a los inconversos?”. Leer más