Mensaje #43: Hechos 27.1-20

  • Pruebas, Promesas & Provisión (Primera Parte) [pdf | mp3]
  • Boletín de hoy [pdf]

¿Qué hacemos en las pruebas de la vida cuando Dios “nos deja” solos para aguantar una “tormenta”?

…Dios lo dejó [a Ezequías], para probarle, para hacer conocer todo lo que estaba en su corazón. [2Cron 32.31b]

O podríamos decirlo así, como este autor cristiano: “Tarde o temprano, la guía de Dios, que nos saca de la oscuridad y nos lleva a la luz, también nos sacará de la luz para llevarnos a la oscuridad. Es parte del camino de la cruz”. Siendo cristianos, siempre vamos a encontrarnos en medio de pruebas y muy a menduo es Dios mismo que nos lleva al desierto y nos deja para enfrentar al enemigo.

Jesús, lleno del Espíritu Santo, volvió del Jordán, y fue llevado por el Espíritu al desierto por cuarenta días, y era tentado por el diablo. Y no comió nada en aquellos días, pasados los cuales, tuvo hambre. [Luc 4.1-2]

Un predicador dijo una vez: “Nunca dude en la oscuridad lo que Dios le dio en la la luz.” Pero, la realidad es que, sí, dudamos (y a veces mucho) cuando no vemos la luz — la guía de Dios — y nos hallamos en la oscuridad cuestionando las decisiones que tomamos, las que resultaron en el problema. En Hechos 27 tenemos una historia que nos ayuda con este dilema—una historia de pruebas, promesas y la provisión de Dios…