Mensaje #30: Hechos 16.1-40

  • El progreso del evangelio en Europa: Lo que sufre el cristiano en la misión [pdf | mp3]
  • Boletín de hoy [pdf]

En este estudio de Hechos 16 hablamos un poco acerca de la realidad en que estamos viviendo. En nuestra iglesia hemos pasado por unos años de prueba y últimamente hemos pasado por una pequeña división. Hemos trabajado mucho, tanto en las calles como en la congregación. Y, si somos honestos, quisiéramos ver un poco más fruto en el ministerio (es normal).

De esto estoy seguro: Dios está enseñándonos algo. Está enseñándonos a no fijarnos tanto en los números (porque Él da el crecimiento, no nosotros). Está enseñándonos a apreciar el fruto que hay—creo que hay más amistad, compañerismo y amor entre nosotros hoy que hace un año. Pero sobre todo, creo que Dios está enseñándonos a gloriarnos en las tribulaciones.

Hay consuelo para el cristiano en la tribulación.

Y no sólo esto, sino que también nos gloriamos en las tribulaciones, sabiendo que la tribulación produce paciencia; y la paciencia, prueba; y la prueba, esperanza; y la esperanza no avergüenza; porque el amor de Dios ha sido derramado en nuestros corazones por el Espíritu Santo que nos fue dado. [Rom 5.3-5]

Pero esto es algo que uno tiene que aprender, y sólo lo aprende pasando por la tribulación (las dificultades). Conocemos bien el dicho:

Nada le vale que no le cuesta, y cuanto más le cuesta, más le vale.

Entonces, el cristiano sabe que el resultado de su sufrimiento será algo precioso porque le está costando mucho mantenerse firme y fiel en la misión durante tiempos de tribulación y pruebas. Quizá en cinco o diez años vamos a mirar hacia atrás (a estos días difíciles) y vamos a decir que eran “días buenos” porque era un tiempo cuando Dios nos estaba instruyendo en Sus caminos.

Con base en Hechos 16, veamos lo que un cristiano sufre en la misión de hacer discípulos…