Vínculos: estudio | mensaje | audio | Archive.org

Entonces respondió Jehová a Job desde un torbellino, y dijo: ¿Quién es ése que oscurece el consejo Con palabras sin sabiduría? Ahora ciñe como varón tus lomos; Yo te preguntaré, y tú me contestarás. ¿Dónde estabas tú cuando yo fundaba la tierra? Házmelo saber, si tienes inteligencia. ¿Quién ordenó sus medidas, si lo sabes? ¿O quién extendió sobre ella cordel? ¿Sobre qué están fundadas sus bases? ¿O quién puso su piedra angular, Cuando alababan todas las estrellas del alba, Y se regocijaban todos los hijos de Dios? [Job 38.1-7]

Una de las primeras obras de Dios fue la creación de los ángeles, los “hijos de Dios”. Cuando Dios le contestó a Job (v1-3), le habló acerca de la creación de la tierra (v4-6; la de Génesis 1.1). Aun antes de la creación de la tierra, sabemos que Dios había creado a los ángeles porque ellos estaban ahí viendo la formación de este planeta (v7). Se llaman “las estrellas del alba” y también “los hijos de Dios” (porque eran criaturas que Dios creó directamente, no por procreación como nosotros). Así que, si queremos estudiar las obras de Dios (y un estudio de la teología incluye las obras de Dios), no hay ninguna razón por la cual no podemos empezar con los ángeles. Parece que la creación de ellos fue una de las primeras obras que Dios hizo en Génesis 1.1.

¿Quiénes son estos ángeles? ¿Cómo son? ¿Qué hacen? ¿Que tienen que ver con nosotros?

En este estudio empezamos a tratar de contestar estas preguntas y otras también. Vemos este asunto de los ángeles, primero, “a grandes rasgos” (en general) y luego vemos qué tienen que ver ellos con el origen del pecado.