Una nueva sección de nuestro sitio web: Libros que recomendamos

Un cristiano debe leer buenos libros, especialmente si quiere ser un buen estudiante de la Escritura y un buen maestro y predicador de la misma.

Obviamente Dios mismo (por Su Espíritu) es el que últimamente nos enseña la Palabra de Dios (Juan 16.13 con 17.17 y 14.26). Sin embargo, no podemos negar el hecho que Él usa a los otros hombres en el Cuerpo de Cristo para llevar a cabo esta tarea. Para este fin nos ha dado los dones de los “pastores y maestros” que menciona en Efesios 4.11-12. Pablo dice lo mismo al joven pastor, Timoteo:

Lo que has oído de mí ante muchos testigos, esto encarga a hombres fieles que sean idóneos para enseñar también a otros. [2Tim 2.2]

Si aprendemos de los hombres fieles, hacemos bien y aprovechamos de un recurso que Dios nos ha provisto para nuestro crecimiento en la fe. Una de las maneras más efectivas de aprender de estos hombres fieles es leer lo que han escrito.

Entre tanto que voy, ocúpate en la lectura, la exhortación y la enseñanza. [1Tim 4.13]

Por supuesto, debemos ocuparnos en la lectura de la Biblia, pero también debemos desarrollar el hábito de siempre estar leyendo un bueno libro (o varios a la vez). Lo que entra por los ojos es lo que llenará el corazón, y del corazón mana la vida.

Porque cual es su pensamiento en su corazón, tal es él… [Prov 23.7]

El cristiano debe tratar de estar siempre leyendo un libro, y debe llevar un libro consigo siempre para aprovechar bien el tiempo que tiene (por ejemplo, los tiempitos que siempre tenemos esperando el bus, la hora de almuerzo, etc.; Ef 5.16).

Sea sabio y prudente cuando lee; ejerza buen discernimiento juzgándolo todo por lo que dice la Biblia (Juan 7.24) y reteniendo sólo lo bueno (1Tes 5.21). Alguien dijo una vez que debemos leer libros como comemos pescado: “Sacar las espinas y tragar la carne”. Lea libros como uno de los de Berea:

Y éstos eran más nobles que los que estaban en Tesalónica, pues recibieron la palabra con toda solicitud, escudriñando cada día las Escrituras para ver si estas cosas eran así. [Hech 17.11]

Con todo esto en mente, hemos creado una nueva sección en nuestro sitio web para recomendar libros que consideramos “buenos”. Esperamos que sea de provecho y bendición para nuestros hermanos en Cristo.