Hola hermanos y amigos. Espero que se encuentren bien en donde sea que estén en el mundo, y espero también que allá el Señor les esté bendiciendo enormemente en Su obra de evangelizar para hacer discípulos y discipular para hacer evangelistas.

El motivo de este mensaje es lo siguiente: Quisiera pedirles a muchos de ustedes disculpas por no contestarles cuando escriben. Muchos han escrito con preguntas o con inquietudes acerca de situaciones y problemas, y aunque he tratado de contestar a cada uno, honestamente he fallado. Por favor, no lo tomen personalmente porque quiero contestar a cada uno, sabiendo que cada uno es un hermano en el Señor y merece toda mi atención. Pero ha resultado imposible debido a la cantidad de correos que me está llegando en estos días.

Conforme a que ha crecido el alcance de este pequeño sitio web (diseñado, hecho y mantenido por el pastor… entonces, no es nada “profesional” pero gracias a Dios por Su bendición en usarlo), han llegado más y más correos de personas que tienen preguntas, dudas, peticiones por oración o consejo, etc. Se ha llenado nuestro “buzón de entradas” y por esto estamos muy agradecidos. Pero les digo que me duele mucho que no puedo contestarle a cada uno.

Entonces, quisiera pedirles disculpas a todos los que han escrito pero que no han recibido una respuesta (o no la han recibido pronto). Qué sepan que estamos ya tomando las medidas necesarias para solucionar este problema. Pero, mientras tanto si no le contesto un correo, por favor no piense que es por desprecio o menosprecio. ¡De ninguna manera! Más bien, discúlpeme por no poder contestarle. Por la cantidad de correos que llegan cada semana, ya es imposible contestar a todos. Pero, como dije, estamos tomando las medidas para desarrollar este sitio web y solucionar este problema.

Gracias, hermanos, por su comprensión y por sus oraciones. Los apreciamos mucho a todos. ¡Sigan adelante en la misión, compartiendo su fe y enseñando la sana doctrina! ~Greg