Bajar este estudio: palabras_y_frases_claves.pdf

Ya sabemos que hay ciertas “reglas del estudio bíblico” y estas reglas son principios bíblicos que nos guían en el estudio de la Escritura. Nos ayudan a no tergiversar la Palabra de Dios, y también son las llaves que abren las puertas del conocimiento bíblico. La novena regla del estudio bíblico es la de las palabras individuales de la Biblia. Según esta regla, cada palabra de la Escritura es limpia e importante.

Toda palabra de Dios es limpia; El es escudo a los que en él esperan. No añadas a sus palabras, para que no te reprenda, Y seas hallado mentiroso. [Prov 30.5-6]

Cuando Dios preservó la Escritura (la Palabra de Dios), no sólo preservó el “mensaje”, sino también cada palabra que Él quiso en Su Libro. Cristo Jesús dijo lo mismo durante el ministerio público de Su primera venida.

El cielo y la tierra pasarán, pero mis palabras no pasarán. [Mat 24.35]

Observe que este versículo dice “Mis palabras” (no sólo “Mi palabra”). Cristo pone énfasis en las palabras individuales de la Escritura. Son tan importantes para Dios que Él dijo que las preservaría aun cuando el cielo y la tierra pasen. Es por esto que podemos confiar completamente en la certidumbre de las palabras individuales de la Escritura.

¿No te he escrito tres veces En consejos y en ciencia, Para hacerte saber la certidumbre de las palabras de verdad, A fin de que vuelvas a llevar palabras de verdad a los que te enviaron? [Prov 22.20-21]

Este estudio de “las palabras y frases claves” es una ampliación de la regla que ya hemos visto varias veces — la regla de las palabras individuales siendo la clave de la Escritura. Aquí vemos unas palabras y frases que son sumamente importantes para el estudiante de la Escritura porque tienen tres funciones básicas.

  1. Primero, establecen el contexto.
  2. Segundo, las palabras y frases claves proveen la base para comparar la Escritura con la Escritura.
  3. Tercero, las palabras y frases claves nos dan un aviso de algo que hemos de estudiar más a fondo.

Por tanto, procuremos ser como el joven Samuel. Durante un tiempo cuando no muchos prestaban atención a la Palabra de Dios, él era diferente.

El joven Samuel ministraba a Jehová en presencia de Elí; y la palabra de Jehová escaseaba en aquellos días; no había visión con frecuencia… Y Samuel creció, y Jehová estaba con él, y no dejó caer a tierra ninguna de sus palabras. [1Sam 3.1-19]

No dejemos caer a tierra ninguna de las palabras de Jehová. Seamos buenos estudiantes del Libro que Dios nos ha dado, prestando atención a cada palabra preservada en él, especialmente a las palabras y frases claves.

Baje este estudio breve y tendrá un buen recurso para ayudarle en la definición y explicación (con varios ejemplos) de las principales palabras y frases claves de la Escritura. Al final del estudio econtrará una lista más completa de las palabras y frases claves de la Biblia. No es necesario estudiarlas todas en detalle porque una vez que usted entienda el uso de las palabras y frases claves, basta con saber cuáles son para reconocerlas en la Biblia y utilizarlas según sus tres funciones mencionadas arriba.