Procure con diligencia el alimento sólido.

Acabamos de terminar, hace unas cuantas semanas, un estudio expositivo acerca del libro de 2Corintios. El problema de la iglesia de Corinto era la inmadurez, que se veía reflejada en varios síntomas muy destructivos. La meta de Pablo con 1 y 2Corintios era proveer a esta iglesia una guía para salir de la inmadurez y procurar la sumisión al Señor Jesús y la firmeza en el ministerio de la reconciliación.

Hace pocas semanas tuvimos un excelente estudio acerca de las edades en la Biblia, y vimos cómo hay un paralelismo entre el proceso de crecimiento natural y el proceso de crecimiento del cristiano, desde nacimiento espiritual hasta que se alcanza la madurez.

Próximamente empezaremos un estudio expositivo de la carta a la iglesia en Filipos. Estos son los mismos macedonios que vimos enviando ofrendas de su pobreza para los necesitados de Judea (2Cor. 8.1-4), y son los que en varias ocasiones sostuvieron a Pablo en su obra misionera. Los filipenses daban muestras de madurez espiritual, y por eso queremos ver cómo se comportaban y qué tenía Dios para decirles por medio del apóstol Pablo.

Lo que queremos hacer es dejar atrás los errores que podamos estar cometiendo, e imitar a las iglesias dedicadas y fieles. Con el fin de prepararnos para esta nueva etapa, es bueno que repasemos el concepto de la madurez espiritual, para que entendamos exactamente qué es lo que andamos buscando y cómo podemos obtenerlo a la luz de las Escrituras.

Descargar el mensaje: Notas en PDF | Audio en MP3.

Escuchar en línea: Clip de audio: Es necesario tener Adobe Flash Player (versión 9 o superior) para reproducir este clip de audio. Descargue la versión más reciente aquí. También necesita tener activado Javascript en su navegador.