Juan es el Evangelio que se aparta de los otros tres, llamados sinópticos. El objetivo del libro de Juan no era necesariamente poner en orden los eventos, sino demostrar al lector que Jesús era el Hijo de Dios, y que a través de creer en Él los lectores pudieran tener vida en su nombre.

Podemos ubicar la conversación con Nicodemo en los primeros días del ministerio de Jesús, pues Juan el Bautista aún no había sido encarcelado (Jn. 3.22-24). El contexto de Juan capítulo 3 es la primer Pascua a la que Jesús asistió luego de ser bautizado por Juan el Bautista y comenzar su ministerio. Esto es muy importante para entender lo que está pasando, porque Nicodemo viene a esta entrevista para saber más acerca de este posible mesías. Jesús es rechazado definitivamente por los fariseos y líderes religiosos de Israel hasta Mateo 12, que corresponde a Lucas 11, durante su último año de ministerio.

Al principio de Su ministerio público, Jesús vino ofreciendo a Israel el reino de los cielos, siendo Él el Mesías prometido por Dios, el Rey de los judíos (Mt. 4.17; 15.24). Pero también en esta entrevista con Nicodemo, podemos ver que Cristo sabía muy bien que su primera venida terminaría con el sacrificio sustituto para el perdón de los pecados (Jn. 3.14). El reino de Dios, que es espiritual, también estaba cerca (Mc. 1.14-15), y en este pasaje encontramos la plena mención sobre el nuevo nacimiento, en el Espíritu, que es necesario experimentar para entrar en el reino de Dios.

Descargar el mensaje: Notas en PDF | Audio en MP3.

Escuchar en línea: Clip de audio: Es necesario tener Adobe Flash Player (versión 9 o superior) para reproducir este clip de audio. Descargue la versión más reciente aquí. También necesita tener activado Javascript en su navegador.