En este capítulo se menciona siete veces: “palabra” (“palabra de Dios”, “Mi palabra”). Dios trata de decirnos algo importante acerca de Su Palabra en este capítulo.

El libro de Jeremías trata acerca de las palabras proféticas de Jeremías dadas por Jehová. Jeremías era hijo de Hilcías, uno de los principales sacerdotes de Israel durante el periodo de los 2Reyes. Hilcías fue el sacerdote que encontró la ley en la época de apostasía de la nación de Israel y envió a los otros sacerdotes de segundo orden, a sacar todos los utensilios y las vestiduras que habían sido hechos para Baal, Asera y todo el ejército de los cielos.

Tanto Hilcías, sacerdote, como Josías rey de Judá; no solo leyeron el rollo, sino que lo pusieron por obra, acabando con toda imagen y práctica pagana. Pero, el pueblo era rebelde. Los hijos de Josías -Joacim y Sedequías- no solo vivieron haciendo lo malo delante de los ojos de Dios, sino que abofetearon y persiguieron a los profetas de Dios, entre ellos estaba Jeremías.

Descargar el mensaje: Notas del Mensaje | Audio en MP3.