El Libro de Hechos es un libro de transición. Hasta el libro de Juan, todo se trataba de Israel, pero a partir de Romanos, todo se trata de la humanidad completa, judios, gentiles y el misterio revelado: “la Iglesia”. Pero entre Juan y Romanos encontramos el libro de Hechos, Este libro es muy mal interpretado en la actualidad, ya que algunas denominaciones basan sus doctrinas en este libro cayendo en errores graves.

Si tan solo le prestaramos atención al titulo nos evitaríamos muchos dolores de cabeza; el libro se llama: “Los Hechos De Los Apóstoles”, para obtener este título [de apóstol] es necesario haber visto al Senor Jesucristo en persona, por eso solo hubo doce apóstoles enviados a Israel, y uno (Pablo) enviado a los gentiles. Hoy el término que utilizamos para alguien enviado es un “misionero”.

Este libro relata los Hechos de los Apóstoles y luego vemos como sucede la transición con Pablo de los judíos a los gentiles abriendo paso a la Iglesia que es el misterio que no había sido revelado hasta el rechazo oficial de la nación de Israel para con su Mesías. Así que depende de en cual capítulo nos encontremos vamos a poder tomar ejemplos prácticos y literales para nuestra vida.

Hoy vamos a ver qué era lo que Pablo hacía para salir o para detenerse. Como cristianos comprometidos debemos administrar bien el tiempo y debemos actuar con sabiduría a la hora de invertir nuestras fuerzas en el evangelismo y en el discipulado. Hechos capítulo 18 es un buen ejemplo para enseñarnos este principio de cuando seguir por el camino y cuando detenernos.

Descargar el mensaje: Notas del Mensaje | Audio en MP3.