Venimos de unos versículos donde Pablo nos habla del contraste que hay en la forma de vivir de Cristo Jesús.

Que aun él siendo Dios, no se aferro a eso, si no que tomó forma de siervo, se humilló a sí mismo haciéndose obediente hasta la muerte.

Que forma tan fuerte y real de que entendamos lo que significa servir a nuestro Señor.

Nosotros los humanos, no teniendo nada de poder o especial, queremos siempre ir por la tangente, evadiendo la responsabilidad de lo que nos toca.

En cambio, Cristo Jesús, aun siendo forma de Dios, no se aferró en lo que él sí era y fue obediente hasta el final.

Hoy vamos a ver dos versículos, donde Pablo nos vuelve a hablar de obediencia, nos trae el tema de la integridad, el trabajo esmerado y la belleza de entender que sin Dios no somos capaces de hacer nada.

Descargar el mensaje: Notas en PDF | Audio en MP3.

Escuchar en línea: Clip de audio: Es necesario tener Adobe Flash Player (versión 9 o superior) para reproducir este clip de audio. Descargue la versión más reciente aquí. También necesita tener activado Javascript en su navegador.