Aunque las iglesias pueden tomar (y han tomado) un rumbo desviado por causa de los errores humanos, Pablo sabía que cuando menos los macedonios y algunos otros grupos de creyentes estarían luchando por ser fieles, por mantenerse firmes en las enseñanzas y en la comisión que habían recibido. Los padecimientos para los que quieran seguir este camino son un regalo de Dios para perfeccionarlos y darles indicio de salvación.

Millones de cristianos fieles han muerto a lo largo de la historia únicamente por anunciar el mensaje del evangelio. No tenemos que hacernos de la vista gorda ante esta realidad, porque para el misionero comprometido este peligro podría estar a la vuelta de la esquina. Aunque desde una óptica humana estas cosas parecen calamidades, Dios nos anima para que no tengamos miedo de enfrentar cualquier padecimiento a causa de Cristo.

Tenemos un gran llamado a las misiones. Esto significa ofrecer nuestras vidas voluntariamente para ser golpeadas por toda la furia del mundo controlado por Satanás. Evidentemente que nos va a causar conflicto. No vamos a querer entrar en la batalla a menos que entendamos el cuadro completo. Necesitamos saber qué es lo que Dios está haciendo y dónde calzan las misiones dentro de todo este proyecto.

Un soldado que va a la batalla sin entender el contexto de la guerra y que no conoce la naturaleza de las misiones que está cumpliendo, es un soldado dudoso e inseguro que fácilmente depondrá las armas. Nosotros estamos en esta lucha juntos, y juntos debemos entender porqué hacemos lo que hacemos, y hacia dónde vamos. Sólo así podremos mantenernos firmes combatiendo unánimes por la fe del evangelio.

Luego que estudiemos todas estas cosas, usted deberá tomar la decisión de creerle a Dios o seguir confiando en lo que el mundo le ofrece. Si elige confiar en la Biblia y tomar en serio la misión que tenemos que cumplir acá en la tierra, sepa que vendrá la oposición, pero alégrese y regocíjese porque eso es precisamente un indicio de salvación.

Descargar el mensaje: Notas en PDF | Audio en MP3.

Escuchar en línea: Clip de audio: Es necesario tener Adobe Flash Player (versión 9 o superior) para reproducir este clip de audio. Descargue la versión más reciente aquí. También necesita tener activado Javascript en su navegador.