Responda al llamado que Dios le está haciendo para involucrarse en Su plan.

Moisés es uno de los personajes que más se menciona en la Biblia. No todas las veces la mención es una referencia a la persona como tal, pues en algunas ocasiones se está hablando sobre la Ley o los libros escritos por él.

Para hoy la lección más importante que debemos aprender, en relación con la vida de Moisés, es que él respondió al llamado que Dios le hizo para involucrarse en Su plan.

Al inicio quiso hacer las cosas a su manera y fracasó. Cuando ya era el tiempo de Dios puso un puñado de excusas para no atender al llamado, pero finalmente fue, y luego que se dejó utilizar por Dios fue un líder firme y comprometido.

Moisés pasó los primero años de su vida pensando que era importante, y que por sus méritos humanos sería el libertador de su gente. Pero en lugar de eso terminó exiliado y llegó a ser un sencillo pastor de ovejas. Cruzando al otro extremo, por un momento menospreció el poder de Dios para utilizar a alguien pequeño; pero finalmente aprendió a confiar en Dios y aunque tuvo sus altibajos pudo ver las grandes cosas que el Señor puede hacer con alguien sencillo.

El poder no estuvo en Moisés, el príncipe, el pastor o el profeta, sino en el Dios que le encomendó una tarea y que siempre estuvo apoyándolo para cumplir con Su propósito.

Descargar el mensaje: Notas en PDF | Audio en MP3.

Escuchar en línea: Clip de audio: Es necesario tener Adobe Flash Player (versión 9 o superior) para reproducir este clip de audio. Descargue la versión más reciente aquí. También necesita tener activado Javascript en su navegador.