Cuando la gente ve nuestros videos de evangelismo al aire libre, algunos tienen una inquietudo en cuanto al uso de dinero para juntar a la gente y predicarle el evangelio. Recientemente contesté a un hermano en Cristo acerca de esto en un correo electrónico y quisiera compartir mi respuesta con todos.

¿De qué manera se justifica el uso de dinero en el evangelismo, específicamente en la predicación al aire libre?

En primer lugar, Mateo 6.24 dice: Ninguno puede servir a dos señores; porque o aborrecerá al uno y amará al otro, o estimará al uno y menospreciará al otro. No podéis servir a Dios y a las riquezas“. Según este pasaje sólo hay dos tipos de personas en el mundo: Las que sirven a Dios y las que sirven a las riquezas (el dinero; 1Tim 6.10). Queremos juntar a las personas inconversas para predicarles el evangelio. ¿Cuál manera mejor que la de usar dinero — su dios, su ídolo? La gente que sirve a las riquezas se junta con la esperanza de recibir “riquezas” (dinero).

En segundo lugar, Lucas 16.9 dice: Y yo os digo: Ganad amigos por medio de las riquezas injustas, para que cuando éstas falten, os reciban en las moradas eternas“. Parece que la Biblia dice que DEBEMOS usar las “riquezas injustas” (las riquezas de este mundo; el dinero) para “ganar amigos” y guiarlos a la salvación en Cristo. En este mismo contexto de Lucas 16 vemos en el versículo 13 lo mismo que vimos en Mateo 6.24: “Ningún siervo puede servir a dos señores; porque o aborrecerá al uno y amará al otro, o estimará al uno y menospreciará al otro. No podéis servir a Dios y a las riquezas.” Para atraer a los que no están sirviendo a Dios, podemos (y tal vez podamos decir que “debemos”) usar el dinero.

En tercer lugar, 1Corintios 9.22 nos dice:…para que de todos modos salve a algunos“. De todas las maneras que podamos, debemos intentar salvar a los inconversos. Si la Biblia no lo prohibe… Si no estamos violando ningún principio bíblico… podemos hacer lo que sea para evangelizar. No hay ninguna prohibición en la Biblia acerca de usar dinero como un “gancho” para juntar gente y predicarle el evangelio. No estamos engañando a nadie. Estamos usando el dinero para “romper el hielo”, juntar a los inconversos y predicarles el evangelio.

Espero que esto les ayude a seguir adelante en la obra de buscar y salvar a los que todavía están perdidos en sus pecados. Si quiere más capacitación en la obra del evangelismo, les recomendamos EvangelismoBiblico.com. ~Greg