Mensaje #24 de la serie sobre la teología sistemática: La escatología

Vínculos: estudio | mensaje | audio

Cristo prometió venir y llevar a algunos santos a la morada de Su Padre.

1 No se turbe vuestro corazón; creéis en Dios, creed también en mí. 2 En la casa de mi Padre muchas moradas hay; si así no fuera, yo os lo hubiera dicho; voy, pues, a preparar lugar para vosotros. 3 Y si me fuere y os preparare lugar, vendré otra vez, y os tomaré a mí mismo, para que donde yo estoy, vosotros también estéis. [Juan 14.1-3]

  • (v2) Él se fue primero para preparar el lugar.
  • (v3) Después vendrá (a la tierra) para tomar a algunos y llevarlos al lugar que ha estado preparando para ellos (no dijo cuando, pero dijo que lo haría).
  • (v1) En esto, los que serán los arrebatados tiene consuelo en esta vida y en este mundo.

Pablo se refiere a este evento como nuestra “esperanza bienaventurada”.

11 Porque la gracia de Dios se ha manifestado para salvación a todos los hombres, 12 enseñándonos que, renunciando a la impiedad y a los deseos mundanos, vivamos en este siglo sobria, justa y piadosamente, 13 aguardando la esperanza bienaventurada y la manifestación gloriosa de nuestro gran Dios y Salvador Jesucristo, 14 quien se dio a sí mismo por nosotros para redimirnos de toda iniquidad y purificar para sí un pueblo propio, celoso de buenas obras. [Tito 2.11-14]

  • (v13) Esta “esperanza” es diferente de la “manifestación gloriosa” de Cristo, porque Él viene primero “en privado” para llevar a los cristianos al cielo y después (unos siete años después) viene en Su gloria con todo los santos para reinar en la tierra.
  • (v12) Todo esto (nuestra esperanza segura que Cristo viene) debe servir para motivarnos a vivir sobria, justa y piadosamente.
  • (v14) Debe motivarnos también a ser celosos de buenas obras.

Con esta lección, empezamos un estudio sobre la “escatología”—los eventos por venir. Para algunos, todo esto va a ser nuevo; para otros, será un repaso de lo que ya ha visto antes (en el discipulado o durante los estudios entre semana). Pero, si es nuevo o si es un repaso, va a ser provechoso porque…

  • (Juan 14.1) En estas verdades hay consuelo para los que están en dificultades.
  • (Tito 1.12) En esto hay motivación a crecer en santidad.
  • (Tito 1.13) En esto hay también motivación a trabajar para el Señor.

Empezamos con el próximo evento en el calendario profético de Dios: el arrebatamiento de la Iglesia.