¿Alguna vez ha considerado el diseño increíble que hay en un huevo? ¿Sabe usted que la cáscara de un huevo tiene más de 10.000 orificios? Sirven para darle aire al pollito formándose adentro-sin los huecos no podría respirar y moriría ahogado. La yema del huevo es realmente un “paquete de alimento” para el pollito mientras crece dentro del huevo (es como una pequeña “lonchera”). Además, en las últimas etapas de su formación, se le crece al pollito un “diente de huevo” que él usará luego para romper la cáscara y salir.

¿Ha comido alguna vez un huevo duro (hervido)? ¿Se ha fijado en que siempre hay una “burbuja” de aire adentro, muy a menudo en la “punta” del huevo? Es un saco de aire que el pollito usa para respirar cuando no puede recibir suficiente oxígeno por medio de los 10.000 orificios en la cáscara. Alrededor del día 19 de su formación, el pollito ya ha formado su “diente de huevo” y lo usa para romper el saco de aire. Una vez que lo hace, tiene exactamente seis horas para abrir su cáscara y salir. Si no lo logra, muere asfixiado por la falta de aire.

En algo tan sencillo como el huevo, vemos un diseño increíblemente detallado. ¿Cómo es posible que hay gente que niega la existencia de un Diseñador? Toda la creación nos muestra que hay un Hacedor, y Él nos ha dado una conciencia para que sepamos cómo estamos con Él. ¿Qué le dice su conciencia? ¿Está usted listo para rendirle cuentas a su Creador por cada palabra, pensamiento y hecho? Si no, considere a Jesús.

Porque las cosas invisibles de Él, Su eterno poder y deidad, se hacen claramente visibles desde la creación del mundo, siendo entendidas por medio de las cosas hechas, de modo que no tienen excusa. [Romanos 1.20]