Los dos cursos de esta etapa del Discipulado bíblico (“Descubrir su ministerio” y “Desarrollar su ministerio”) se ofrecen en un sólo libro. [04_ministerio.pdf]

¿Cada miembro un ministro?

¡Sí! Exactamente como cada miembro del cuerpo físico tiene una actividad propia en el mismo cuerpo, cada miembro de una iglesia tiene una activdad propia ahí. ¡Así es el diseño divino!

El árbol y sus hojas

Exactamente como un árbol participa en su medio ambiente a través de sus hojas, el cristiano participa en la iglesia por medio del ministerio. En el Cuerpo de Cristo no estamos buscando una audiencia, sino un ejército preparado para la guerra espiritual. No queremos espectadores, sino jugadores que quiere meterse con ganas en el partido.