La División De Responsabilidades [pdf o mp3]

¡Métase en el ministerio de esta iglesia—comprométase!

Vamos a ver algunas cosas nuevas, otras cosas que ya hemos visto y algunos cosas que ya hemos visto pero desde un punto de vista diferente.

(Rom 12.3-5) Quisiera hablar de la “división de responsabilidades” en la obra del ministerio. Les digo por qué: Muchos tienen la idea que el pastor debe hacer toda la obra del ministerio. No es así. Somos un Cuerpo y cada cristiano es un miembro. El pastor no es mejor que cualquier otro miembro—es uno entre iguales. Sólo es que su obra—su actividad propia en el Cuerpo—es diferente de la suya.

(Ef 2.10) Cada uno que ha nacido de nuevo ha sido “hecho en Cristo” para la obra del ministerio. (Ef 2.19-22, esp. v22) Y si queremos glorificar a Dios acabando la obra de edificar la Iglesia, lo tenemos que hacer “juntamente”—cada miembro participando en la obra según el diseño de Dios.

Hablemos, entonces, un poco acerca de este “diseño de Dios” en la obra del ministerio…