Hola todos. Quisiera informarles (especialmente a los de la Iglesia del Este) que un miembro de nuestra congregación fue asaltado y recibió un balazo en la pierna. Se llama Anthony, pero creo que muchos de ustedes lo conocen como “el negro”. Acabo de hablar con él (4:00 pm, lunes, 23 de junio) y está en la casa recuperándose. Todo sucedió el miércoles antepasado (el 11 de junio).

Parece que el muchacho se le acercó y quería quitarle el celular, etc. y Anthony “se hizo el tonto” esperando que alguien pasara o hiciera bulla para alejar al asaltante. Disparó al suelo dos veces para asustarle a Anthony y cuando no vio que le quería dar el celular, le disparó en la pierna, le quitó el celular y se fue.

Por dicha, la bala pasó por pura carne y no tocó ni hueso ni arteria (gracias a Dios). Entonces, en el hospital le pusieron un parche y lo mandaron para la casa. Está todavía en cama y me contó que, “de veras, un disparo duele mucho… pero mucho”. :-)

Oremos, por favor, que se recupere bien y bien rápido, y que no tenga problemas regresando a la vida normal (trabajo, etc.). ¡Gracias!

~Greg