2Corintios es un libro que nos habla acerca de la confirmación del ministro de Cristo.

Hemos pasado muchos meses hablando acerca de la sumisión al señorío de Jesucristo y a Su Palabra. Hemos estado estudiando sobre la madurez espiritual, y la necesidad que tenemos de dejar las actitudes y los estilos de vida carnales para corregirnos y ya no ser niños fluctuantes, sino establecernos en la fe.

Asumiendo seriamente nuestro compromiso a dar el siguiente paso, vamos a revisar el libro de 2Corintios en resumen, para entender porqué Pablo escribió esta carta, cuál era el contexto en el cual la escribió y qué quería lograr. Al estudiar este libro nos daremos cuenta si los corintios se corrigieron o no, si siguieron los consejos de Pablo o le desobedecieron, y en qué condición encontramos a esta iglesia hacia el tiempo que Pablo regresó a Jerusalén y fue apresado.

Personalmente, al entender el tema y los detalles de la epístola, tenemos que ver en Pablo ese ministro del evangelio al cual todos debemos imitar. También podemos vernos reflejados en los corintios, a los cuales Pablo estaba guiando paso a paso para que se convirtieran eventualmente en ministros para otros.

Siguiendo la meta de Pablo en su tercer viaje misionero, vamos a buscar en esta carta las claves de Dios para confirmarnos en la fe, y así poder cumplir el mandamiento que recibimos hacia el final de 1Corintios.

Velad, estad firmes en la fe; portaos varonilmente, y esforzaos. 1Cor. 16.13.

Empecemos a estudiar este libro, y dispongámonos a afirmar nuestro andar en Cristo, para que por la obediencia a Su Palabra, lleguemos también a ocupar nuestro lugar como ministros de la reconciliación.

Descargar el mensaje: Notas en PDF | Audio en MP3.

Escuchar en línea:

Clip de audio: Es necesario tener Adobe Flash Player (versión 9 o superior) para reproducir este clip de audio. Descargue la versión más reciente aquí. También necesita tener activado Javascript en su navegador.