Este pasaje contiene uno de los versículos tradicionales para hablar sobre el noviazgo/matrimonio. Sin embargo, me gustaría retarle a llevarlo más allá, para que aprendamos un poco como nosotros, cristianos, dentro de una congregación podemos afectar el ministerio con nuestra actitud.

Lo primero que debemos recordar es que en Segunda de Corintios, Pablo está tratando con los Corintios ya a un nivel ministerial. Entre algunas de las situaciones estaba que los Corintios habían acogido a ciertas personas, a los cuales Pablo determino como falsos maestros.

Esto era algo muy serio, porque los Corintios, estaban más anuentes a hacer estas personas parte del ministerio y sus vidas, que el mismo Pablo; el cual era su padre espiritual. Es por eso que Pablo tiene que exhortarlos y defender su postura en el ministerio ante ellos.

Entonces estos versículos tienen su contexto en el ministerio y podemos encontrar una buena aplicación para que nosotros, los cristianos, no fomentemos las uniones desiguales inclusive con nuestros hermanos.

Descargar el mensaje: Notas en PDF | Audio en MP3.

Escuchar en línea: Clip de audio: Es necesario tener Adobe Flash Player (versión 9 o superior) para reproducir este clip de audio. Descargue la versión más reciente aquí. También necesita tener activado Javascript en su navegador.