Hemos sido bombardeados por personas, los medios, en libros y para vergüenza de muchos lo digo, desde algunos pulpitos; para decirnos que la razón de su existencia es que usted disfrute esta vida.

¡Y eso no es! Eso es un pensamiento egoísta, destructivo y peligroso. Si usted no es salvo, la gloria que va a ver el día que muera es la del Señor enviándolo a un eterno castigo. Y si usted es salvo, va a llegar a la meta, con nada que ofrecer para su herencia.

No hay que malinterpretar lo anterior. No hay nada de malo en un poco de descanso, un paseo, un tiempo de esparcimiento o algo similar. Pero si este tipo de estilo de vida es lo que predomina en nuestras vidas, estamos siendo infieles y denigrando la salvación que se nos fue regalada.

Ya no vivimos para nosotros mismos, si no para Cristo que murió y resucito por nosotros.

Este mensaje está orientado a que entendamos cual es nuestro papel y como conducirnos, ahora que somos salvos.

  • v16-17: La Nueva Naturaleza.
  • v18-19: El sacrificio de Cristo.
  • v20-21: ¡Su misión!

Descargar el mensaje: Notas en PDF | Audio en MP3.

Escuchar en línea: Clip de audio: Es necesario tener Adobe Flash Player (versión 9 o superior) para reproducir este clip de audio. Descargue la versión más reciente aquí. También necesita tener activado Javascript en su navegador.