¿Cómo podía Pablo soportar sus padecimientos y no desmayar? ¿Cómo podrían los cristianos aguantar la persecución por el nombre del Señor Jesús? ¿Cómo podemos nosotros encontrar la motivación bíblica para sacarnos la apatía en nuestros días, y volver a ser mayordomos fieles? Es por medio de la certeza del ministro, que tiene en mente la perspectiva completa mientras trabaja.

Durante el capítulo 4 vimos el efecto que produce en la práctica cuando los ministros andan en esta certeza. Son cristianos que no desmayan, que no andan en nada oculto ni vergonzoso, que llevan la luz de la gloria de Dios por medio del evangelio, que viven completamente para el Señor Jesucristo menospreciando las angustias, los apuros, la persecución, y aún la muerte. Son esos hombres y mujeres que por fuera se desgastan con el pasar de los años, las pruebas y los sufrimientos de la carne, pero que en su carácter se acercan un poco más al de Cristo día a día, por la renovación interior.

Puesto que un ministerio es un servicio, habrá ciertos sacrificios que debemos hacer. Pero tenemos que empezar poniendo el énfasis en lo que está aguardando en la meta, y saber que esto depende de lo que ya el Señor hizo. Así nos damos cuenta que el futuro para el cristiano no es algo incierto, sino absolutamente seguro, certero, consumado, establecido, definitivo, porque ya ha sido hecho realidad desde antes por Dios.

Abra su perspectiva. Entienda el cuadro completo, y se dará cuenta que el precio a pagar en esta vida palidece y se desvanece. El ministro toma de esta certeza el ánimo que necesita para decidir levantarse de la indiferencia, del desánimo e incluso de la más terrible aflicción. Sabiendo lo que Dios ya ha hecho en él, puede esforzarse en la obra de edificar la iglesia sin importar el costo.

Descargar el mensaje: Notas en PDF | Audio en MP3.

Escuchar en línea: Clip de audio: Es necesario tener Adobe Flash Player (versión 9 o superior) para reproducir este clip de audio. Descargue la versión más reciente aquí. También necesita tener activado Javascript en su navegador.