El Señor nuevamente nos reta a vivir una vida ministerial sacrificial, donde no pongamos atención a nuestras leves tribulaciones momentáneas, mas pongamos nuestra mirada en la meta, ¡el eterno peso de gloria!

  • v13-14. La certeza de lo que viene.
  • v15. El amor lleva al crecimiento y el crecimiento lleva a las gracias.
  • v16. La clave: renovarse cada día.
  • v17-18. No se preocupe por las tribulaciones, trabaje para lo eterno.

Todos tenemos el mismo tipo de espíritu de fe. Esto es importante porque muchas veces la gente cree que la diferencia entre cristianos es como si tuvieran un espíritu diferente.

En realidad todo radica en la disciplina y actitud que usted tome hacia el servicio en el ministerio; la madurez (la verdadera diferencia entre cristianos) se logra cuando usted con la actitud correcta se dispone a hacer con disciplina lo que Dios le encomendó.

Descargar el mensaje: Notas en PDF | Audio en MP3.

Escuchar en línea: Clip de audio: Es necesario tener Adobe Flash Player (versión 9 o superior) para reproducir este clip de audio. Descargue la versión más reciente aquí. También necesita tener activado Javascript en su navegador.