Estamos en 2Corintios capítulo 3. Recordemos que el tema de carta es la firmeza del ministro. Este capítulo nos muestra que el ministro de Cristo debe estar firme en el nuevo pacto, no porque sea capaz, sino porque Cristo le da la competencia que necesita; es Dios quien nos capacita para hacerlo. La semana pasada en el versículo 6 Pablo nos decía que Dios “nos hizo ministros competentes de un nuevo pacto, no de la letra, sino del espíritu”.

Nosotros que hemos sido llamados a ser ministros de Cristo debemos brillar con la gloria del nuevo pacto, pero esto es posible en nuestro día a día únicamente si somos llenos del Espíritu Santo, es decir, si le dejamos controlar cada área de nuestra vida y nos sometemos a Su voluntad para andar como a Él le agrada.

Descargar el mensaje: Notas en PDF | Audio en MP3.

Escuchar en línea: Clip de audio: Es necesario tener Adobe Flash Player (versión 9 o superior) para reproducir este clip de audio. Descargue la versión más reciente aquí. También necesita tener activado Javascript en su navegador.