¿Cómo estamos seguros de que realmente somos salvos?

¿Qué es lo que le va a importar a usted en el día de su muerte, cuando llegue a la presencia de su Creador? Si usted tiene a Cristo o no, si es salvo o no.

No hay nada más importante que nuestra salvación, el día de mañana todos tenemos que morir y tenemos que darle cuentas a nuestro Creador que hemos hecho con nuestras vidas.

Pablo exhorta a los corintios que se examinen a sí mismos para ver si estaban en la fe o no. Él sabía que había gente en la iglesia que había establecido en el puerto de Corinto, que habían creído en vano, sin una verdadera conversión a Cristo, sin llegar a ser salvos.

Descargar el mensaje: Notas en PDF | Audio en MP3.

Escuchar en línea: Clip de audio: Es necesario tener Adobe Flash Player (versión 9 o superior) para reproducir este clip de audio. Descargue la versión más reciente aquí. También necesita tener activado Javascript en su navegador.