Archivo paraagosto, 2011

Llevamos poco más de una semana leyendo Ezequiel. Este profeta fue llevado cautivo a Babilonia con el primer grupo de prisioneros en 597 a.C. No recibió

Hasta hoy hemos visto la vida de dos profetas mayores, Isaías, el que respondió “Heme aquí envíame a mí” y a Jeremías, el profeta que dejó

Nos encontramos leyendo el libro de Jeremías. Este libro contiene tanto historias como profecías relacionadas con los últimos años antes de la invasión babilónica que significó

En este capítulo se menciona siete veces: “palabra” (“palabra de Dios”, “Mi palabra”). Dios trata de decirnos algo importante acerca de Su Palabra en este capítulo.