Nuestra responsabilidad con el sostén material del ministerio.

Estamos estudiando 1Corintios 9, que continúa el tema de la libertad en Cristo, viendo el ejemplo de Pablo. También es un capítulo que nos enseña acerca de la responsabilidad de la iglesia de sostener el ministerio, tanto en cuanto a las necesidades de los que trabajan liderando la obra (v1-14), como en el deber de cada uno de ser copartícipes del evangelio (v15-27).

Acá nos encontramos con que, además de todos los problemas que ya hemos visto dentro de esta iglesia, también había algunos que estaban hablando mal de Pablo (v3). Él se ve obligado a presentar defensa ante las acusaciones que le hacían de estar utilizando la iglesia como fuente de ganancias deshonestas y para obtener privilegios especiales (v4-7).

En su respuesta le vemos escribiendo todavía con cierta suavidad (digamos, tolerancia…), pero el problema continuó al punto que en 2Corintios 10 al 13 tiene que referirse a estos asuntos con más dureza, defendiendo su ministerio y apostolado, y señalando y exponiendo a los falsos maestros (2Cor. 11.13) que sembraron esta cizaña en los creyentes.

Hace una semana Carlos nos introdujo a este capítulo y vimos que debemos estar protegidos contra la avaricia. Hoy tenemos que estudiar acerca de la responsabilidad que tiene la iglesia de sostener a sus líderes, y es un tema delicado por todos los abusos que se han dado y que se están dando en muchas congregaciones, grupos religiosos y sectas, donde algunos engañadores utilizan el nombre del Señor para robar a la gente y hacer negocio.

Primeramente, los que trabajamos en algún rol de liderazgo tenemos que andar protegidos de la avaricia para ser buenos mayordomos de los recursos que la congregación levanta para trabajar en la obra. En segundo lugar, todos los miembros de la iglesia debemos estar participando en sostener los ministerios, y se requiere de un corazón dadivoso (no avaro) para aportar el recurso económico que se ocupa.

Descargar el mensaje: Notas en PDF | Audio en MP3.

Escuchar en línea: Clip de audio: Es necesario tener Adobe Flash Player (versión 9 o superior) para reproducir este clip de audio. Descargue la versión más reciente aquí. También necesita tener activado Javascript en su navegador.