El domingo 2 de setiembre, nuestro hermano Alexánder Vargas compartió un estudio sobre 1Corintios 9.15-23:

Pablo negó su derecho a vivir del evangelio, para demostrar a los Corintios a recibir la afrenta. A abstenerse de algo por amor al mas débil. Él voluntariamente renuncio a sus derechos, por amor al evangelio. Él era libre de todo.

Aun cuando él podía con autoridad pedir que se le respetara sus “derechos” no lo hizo. Recordemos que Pablo era un apóstol. Y una de las marcas del apóstol es que vio a Jesús físicamente y fue llamado por él mismo.

Pablo prefería la muerte, antes que alguien dijera que él había hecho el ministerio ilegítimamente. Y ejemplifica esto, en los últimos versículos de este capitulo (v24-27).

La gloria de Pablo fue que el predico el evangelio, voluntariamente, libremente, de gratis. Pues el predicarlo es una obligación, una necesidad, mas el de buena gana lo hizo.

Descargar el mensaje: Notas en PDF | Audio en MP3.

Escuchar en línea: Clip de audio: Es necesario tener Adobe Flash Player (versión 9 o superior) para reproducir este clip de audio. Descargue la versión más reciente aquí. También necesita tener activado Javascript en su navegador.