En el mensaje anterior estuvimos viendo como Pablo utilizó unas de las reglas, que enseñamos en el estudio bíblico, llamada los tipos y cuadros para explicarnos un poco sobre esto de la resurrección de los muertos.

De acuerdo a esta regla, podemos entender las cosas invisibles, espirituales o difíciles de comprender para nosotros como seres humanos, estudiando aquellas cosas creadas por Dios. En otras palabras, Dios nos va a educar usando analogías de algo que podamos comprender, ya sea de uso diario o visto en la naturaleza.

Es por ello que entre las responsabilidades de un cristiano no está el tener que demostrar con lujo de detalles, si Dios existe o no. El ser humano puede llegar a este entendimiento con solo darse cuenta que lo que tiene alrededor suyo, la creación, tuvo que tener un Creador. Y a la hora de hacer el evangelismo nos concentramos en la tarea de hacer de conocimiento explícito al pecador la ley, para que entienda como es visto por Dios en sus transgresiones.

Esta vez vamos a hacer uso de algunos conceptos conocidos para poder traer el entendimiento de algunas cosas que son invisibles o tal vez no muy “explicitas” para nuestra línea de pensamiento.

Descargar el mensaje: Notas en PDF | Audio en MP3.

Escuchar en línea: Clip de audio: Es necesario tener Adobe Flash Player (versión 9 o superior) para reproducir este clip de audio. Descargue la versión más reciente aquí. También necesita tener activado Javascript en su navegador.