Dios dejó un tiempo en nuestra familia espiritual para que nos reunamos, para que podamos pasar un tiempo alrededor de la mesa y se llama: La Cena del Señor, la Mesa del Señor, otros lo llaman la Comunión.

Yo me pregunto si de veras entendemos la importancia de la Cena del Señor. De eso depende mucho a la hora de evangelizar al mundo.

Cuando nos sentamos a la mesa como una familia espiritual debemos de dejar la falta de madurez y empezar a crecer en el conocimiento y en la gracia de Dios. Y sobre todo, tenemos que estar recordando lo que tenemos en común, lo que nos une, el significado principal de la muerte del Señor Jesucristo por nosotros.

Descargar el mensaje: Notas en PDF.