Siguiendo con nuestro estudio de 1Corintios, ahora nos toca introducir el capítulo 10. Pablo aún nos está hablando acerca de la doctrina de la libertad en Cristo, para la cual puso un fundamento en el capítulo 8 y se puso a sí mismo como ejemplo durante el capítulo 9.

En estos versículos veremos a Israel saliendo de Egipto para ir en pos de la tierra prometida. Aquí tenemos en tipo y cuadro al nuevo convertido saliendo del mundo para ir en pos de la gloria eterna. Ellos en el desierto fallaron y quedaron ahí postrados sin poder entrar a la tierra de Canaan. Su ejemplo nos sirve para cuidar cómo estamos en nuestro peregrinaje, pues si bien es cierto si somos cristianos tenemos la seguridad eterna, esto no nos garantiza el galardón, la corona de la cual Pablo hablaba en el pasaje de la semana pasada.

Recordaremos cómo el cristiano es bautizado en el Cuerpo de Cristo, y veremos que aún siendo ya hijos de Dios por el nuevo nacimiento, también podríamos quedar “postrados en el desierto de esta vida” amando las cosas pasajeras más que las eternas, si no nos sometemos en obediencia a nuestro Señor.

Descargar el mensaje: Notas en PDF | Audio en MP3.

Escuchar en línea: Clip de audio: Es necesario tener Adobe Flash Player (versión 9 o superior) para reproducir este clip de audio. Descargue la versión más reciente aquí. También necesita tener activado Javascript en su navegador.